¿QUÉ HA PASADO EN ALEMANIA EL SÁBADO 20 Y DOMINGO 21 DE ENERO 2024?

Compartimos el artículo de uno de nuestros compatriotas y compañero del MNP, Jhino, que se encuentra estudiando en la Univ. de Hamburgo (Alemania), nos narra en cómo la extrema derecha crece en dicho país, y que al mismo tiempo, millones de alemanes están en contra de este sector pro-fascista. Aquí y en todas partes del mundo, digámosle No a todos estos sectores neo-fachos

El pasado fin de semana, según informes policiales, cerca de 1,4 millones personas en toda Alemania manifestaron a favor de la protección de la democracia y en contra del extremismo de derecha encarnado en el partido ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD).

El detonante de las protestas fueron las revelaciones del centro de investigación “Correctiv” sobre una reunión de extremistas de derecha en la ciudad de Potsdam el 25 de noviembre, en la cual participaron políticos de AfD, neonazis, empresarios de ultraderecha y también dos miembros del principal partido de la oposición alemana, la Unión Demócrata Cristiana (CDU), de centroderecha.

En dicha reunión secreta se discutió, como llevar a cabo el plan central ‘Remigración‘: Remigración implica que las personas, independientemente de su ciudadanía, serán deportadas debido a su ascendencia o a la falta de asimilación al futuro régimen de la extrema derecha. El objetivo de una comunidad étnicamente homogénea no puede lograrse ni con medidas democráticas ni con la violencia de algunos civiles. Para lograr las deseadas expulsiones a gran escala, los extremistas de derecha deben tomar el control del poder estatal ganando elecciones. Para esto, el populismo y la auto denigración son estrategias declaradas.

Las revelaciones tocaron una herida profunda en Alemania, evocando dolorosos recuerdos del oscuro pasado del país. El desvelamiento de noviembre tuvo lugar a pocos kilómetros de la villa donde los nazis planearon la “solución final” para el exterminio de los judíos europeos en 1942.

Como muchas personas en Alemania dicen, la historia Nazi no debe repetirse, pero para que no se repita una historia, no solamente se necesita tener a un pueblo culto, sino que también necesitamos un verdadero compromiso para con la humanidad en general.

Por ejemplo:

La Organización de Desarrollo Oxfam, público un artículo, antes del inicio del Foro Económico Mundial, en cuanto ha crecido la desigualdad social a nivel internacional, pero también en Alemania, como un claro aspecto negativo.

Las guerras, el armamentismo, la militarización, el favorecimiento al capital, la reducción de programas sociales, también alimenta al partido nazi AfD, afectando a la educación, la cultura, el estado social, la infraestructura pública, así como a las relaciones internacionales civiles, la solución de problemas globales y una cultura democrática ilustrada en la vida cotidiana.

Aquí radica la absurda sin razón de la llamada ‘era de cambio’.

Lamentablemente la violencia militar, el despilfarro de recursos, incluso la obediencia ciega, van diametralmente en contra de la realización activa de la dignidad humana. Aquí es necesaria la oposición social para la consecución de propósitos humanos, mediante el uso de una filosofía de paz.

Bertolt Brecht escribió el siguiente texto en ‘Escritos sobre el teatro’ en el año 1948: “El aprendizaje del actor debe realizarse junto con el aprendizaje de los demás actores; la construcción de su personaje debe llevarse a cabo junto con la construcción de los demás personajes. Porque la unidad social más pequeña no es el individúo, sino dos personas. Incluso en la vida, nos construimos mutuamente.”

Escribe: Jhino Niño Diaz, 31/01/2024